Freir con aceite de oliva virgen extra

Imprimir





ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA, LO MEJOR PARA FREÍR

 ¿Por qué es bueno freír con Aceite de Oliva Virgen Extra? ¿Qué beneficios obtendremos? Este aceite es ideal para el consumo en crudo pero emplearlo en la fritura también nos aporta enormes beneficios.

 Cuando freímos, alcanzamos altas temperaturas, por lo que los aceites empiezan a degradarse y producen compuestos tóxicos una vez que alcanzan una temperatura crítica o humean, en el caso de los aceites de semillas, como el de girasol, serían los 170ºC, sin embargo, para una fritura correcta es necesario alcanzar temperaturas de 180ºC.

 El Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) puede alcanzar los 180ºC sin degradarse ni oxidarse, esta propiedad se debe a su composición rica en grasas monoinsaturadas, como es el ácido oleico, un componente mayoritario en su composición. Además, numerosos estudios coinciden en que los antioxidantes naturales de este aceite también colaboran en frenar la oxidación del aceite.

Los aceites de semillas son ricos en grasas poliinsaturadas que son grasas más inestables y resisten menos las altas temperaturas generando radicales libres y aldehídos tóxicos perjudiciales para nuestra salud.

 Utilizando AOVE obtendremos fritos más saludables, con una costra crujiente que hace que el alimento absorba menos aceite, suponiendo un menor contenido de calorías. Al alcanzar mayores temperaturas, la fritura será más rápida y así evitamos la perdida de nutrientes del alimento.

Olvídate del olor a fritanga que deja la descomposición de los ácidos grasos del aceite de semillas y disfruta de todo el sabor del alimento. Comprar Aceite de Oliva Virgen Extra también te supondrá un ahorro económico ya que se puede reutilizar hasta 5 veces, siempre que le quitemos los residuos del uso anterior y no haya adquirido un color oscuro.

 ¡El Aceite de Oliva Virgen Extra no deberá faltar en tu cocina!

Síguenos en Twitter

Copyright © 2019 Corona de Olivo.
Diseñado por Blue Fish Factory