Los peores errores al preparar y freír croquetas

Print
 
A los que nos pierden las croquetas sabemos que es un icono nuestra gastronomía, pero no hay que cometer ninguno de estos CINCO errores al elaborarlas y sobre todo siempre prepararlas con aceite de oliva virgen extra:

La croqueta de cemento armado. La parte fundamental de la croqueta es la bechamel. Prepara una bechamel suave y cremosa a fuego muy muy lento. Así no te saldrá un ladrillo. Primero la harina con un poco de aceite de oliva virgen extra y cebolla bien picada. Posteriormente ve añadiendo la leche y removiendo continuamente unos 10 minutos.

Bechamel muy líquida. Si te ha quedado la bechamel muy líquida nunca intentes arreglarla echando más harina. Conseguirás que la harina cruda dilapide todo el sabor.  Una buena opción sería meterla al congelador y trabajar con la masa en frío.

La croqueta aceitosa. Si fries las croquetas con un buen aceite de oliva virgen extra bien caliente conseguirás unas croquetas perfectas y crujientes. Si utilizas un aceite de menor calidad, este penetrará en el interior del empanado y te quedará aceitosa. Y recuerda el aceite virgen extra muy caliente antes de empezar a freír.

El tamaño importa. Parece una cuestión solo de estética pero es muy importante. Puedes ayudarte de cucharas para darle forma o simplemente preparar pelotas redondas para que queden de forma homogénea y se puedan freír todas a la vez más facilmente.

La croqueta rota. Para que no se rompa la croqueta al freír, es importante un buen rebozado en harina, huevo y pan rallado por este orden. Y siempre freír con aceite de oliva virgen extra bien caliente.



Síguenos en Twitter

Copyright © 2019 Corona de Olivo.
Designed by Blue Fish Factory